Un lugar que nunca olvidarás

En la Iglesia de la Victoria de Málaga hay un museo muy particular, incluye en su interior una cripta dedicada a la memoria olvidada de Los Condes de Buenavista. Un lugar poco conocido, pero que merece la pena visitar, no sólo por los que viajan a Málaga, sino también por los que residen en la ciudad mediterránea.

LA VISITA. En diciembre de 2014 visité la Basílica de la Victoria, llevaba años queriendo conocerla, allí se casaron mis padres e incluso por allí cerca viví un tiempo, pero ha sido últimamente, cuando ya no la tengo cerca, cuando he reparado en su importancia. Al visitarla lo que más me sorprendió fue su Museo, o una parte importante de él. Me refiero, por supuesto, a la Cripta de los Condes de Buenavista, un lugar majestuoso y desconocido que se construyó en a finales del siglo XVII a la memoria eterna de los Condes de Buenavista.

Enterramiento de los Condes de Buenavista
Imágenes alegóricas en la Cripta de los Condes de Buenavista

Impresionante y desconocido lugar que si estuviera en Madrid, o en Amberes (por ejemplo) sería mundialmente famoso y muy visitado. Sin embargo, Málaga es tan discreta y modesta que ninguno de los millones de turistas que llegan a la provincia saben de la existencia de este lugar. Tampoco es un sitio conocido por los malagueños, a pesar de lo famosa y conocida que es la Iglesia en donde está ubicado.

En el Museo de la Victoria también está el manto que Ana Delgado regaló a la Virgen, y que ésta nunca ha podido lucir, primero por prejuicios históricos, y más tarde porque dejaron de vestirla, para evitar que la imagen de la Virgen de la Victoria pudiera sufrir un mayor deterioro. La imagen de la virgen llegó a Málaga a finales del siglo XV como regalo del Emperador Maximiliano I a Fernando II (El Católico) de Castilla, tras la conquista de la ciudad de Málaga para el cristianismo.

Cerámica conmemorativa de Pablo Romero del Homenaje a los Reyes Católicos 1988

En enero pasado intenté volver al Museo, pero está cerrado. Provisionalmente cerrado me dijeron. Falta una persona u organización que se haga cargo de su gestión… Increíble, pero cierto. Hasta hace poco la Asociación El Zegrí lo ha regentado, pero por razones que desconozco, esto no es posible. El Museo de la Victoria, la cripta de los Condes de Buenavista, la imagen de la Virgen de la Victoria y demás tesoros han dejado de estar abiertos al público, algo que tanto la Basílica de la Victoria, como la ciudad de Málaga, deberían remediar.

ALREDEDORES. En las cercanías de la Iglesia y del Museo encontré verdaderas y agradables sorpresas, la primera y más importante se llama Santa Conserva, un taller de restauración de antigüedades y elementos artísticos, regentado por dos jóvenes, Jose Mª y Rafael. Allí encontré este plato antiguo que le regalé a Yolanda.

Plato antiguo Santa Corserva pq

Y un poco más retirado, pero no por eso menos accesible está mi añorado Bar Caracol, un lugar donde desayunar es un placer que te da vida, te alegra el día y te arranca una sonrisa. Y al contrario de lo que puede parecer por su nombre son rápidos y eficientes como nadie.

Café del Bar Caracol pq TXTLa verdad es que Málaga, en cualquiera de sus rincones históricos o cotidianos, es un lugar muy agradable y llena de historias, aunque a veces estén olvidadas.

Más información en:

Web de Turismo de MÁLAGA

Información en WIKIPEDIA

Información de la Cripta en MÁLAGA EN EL CORAZÓN

Blog de SUEÑOS DESDE LA BAHÍA

Web del MUSEO DE LA VICTORIA

Anuncios